Joom!Fish config error: Default language is inactive!
 
Please check configuration, try to use first active language

CEFIM - Cinco Consejos

PDF Print E-mail
There are no translations available.

5 Consejos para evitar las mentiras en nuestro hijos

Decir la verdad es un valor que los niños aprenden de lo que ven y escuchan en casa, por eso cuando se trata de enseñarles a no mentir, el primer consejo es desterrar las mentiras de las acciones cotidianas.
 
Un niño puede decir mentiras por miedo a ser castigado, por vergüenza  de algo que hizo y que él sabe que está mal. Los psicólogos consideran de vital importancia confrontar a un niño que miente y determinar un castigo leve,  para que él aprenda a asociar que las mentiras tienen consecuencias.
1.- Confrontar la situación.
Siempre que cachemos a un niño diciendo una mentira, hay que confrontarlo, no lo dejes pasar por alto, hay que decirles de forma tranquila pero firmes, me estas mintiendo y no lo voy a permitir.
 
2.-Castigo, consecuencia de mentir.
No vamos a tolerar que mientas, y por eso te vas a ganar un castigo.  Este puede ser algo tan simple como prohibirle ver televisión o restringirle los videojuegos el resto del día, es importante que tenga una consecuencia.
 
3.- Reconocer al pequeño cuando dice la verdad.
Es importante reconocer al pequeño cuando dice la verdad y mostrarle que con esta conducta puede obtener la aprobación de otras personas,  que sienta que una persona honesta y sincera es aceptada y querida por los demás.
 
4.- Reforzar la autoestima.
Esto evitara que el niño mienta para llamar nuestra atención, la aprobación de sus compañeros o de otros adultos.
 
5.- No mentirles, ni prometer falsas promesas.
Los padres suelen mentir  ante preguntas difíciles de contestar, o también los papas prometen a la liguera empeñando su palabra sin saber si van a poder cumplir.  El niño va aprender en automático  al vernos a nosotros al cumplir con nuestra palabra, pero si no cumplimos  entonces el niño aprenderá a desconfiar de nuestra palabra  y como consecuencia  será una persona que no tenga palabra cuando sea mayor.
 
Hay que recordar que los niños mienten por miedo al fracaso y al castigo, aunque en ocasiones solo imitan el comportamiento poco sincero de sus padres.